10 claves para vivir más feliz, por Pepa González

Durante miles de años, las personas han recurrido a la filosofía y a la religión para obtener respuestas a la pregunta más relevante para el ser humano:

¿Cómo conseguir la felicidad? La neurociencia sigue buscando la pregunta.

Los científicos han encontrado que aunque nuestros genes y circunstancias importan mucho, la felicidad en cada uno de nosotros proviene principalmente de nuestras decisiones. Así que aunque no seamos capaces de cambiar nuestras características genéticas o las circunstancias en que nos encontramos, todavía tenemos el poder de lograr la felicidad tan ansiada, haciendo de nuestra vida aquello que deseamos.

Aquí les quiero entregar 10 claves para vivir más feliz, tomando como base las últimas investigaciones acerca de lo que realmente ayuda a las personas a florecer. No son “10 mandamientos”, porque cada uno de nosotros es único y lo que funciona para uno puede no funcionar en otros.

  1. Hacer cosas por otros

Preocuparse por otros es fundamental para nuestra felicidad. Ayudar a otras personas no sólo es bueno para ellos; también es bueno para nosotros. También crea conexiones más fuertes entre las personas y ayuda a construir una sociedad más feliz para todos.

Ideas de acción

  • Hacer hoy tres actos adicionales de bondad. Ofrecen ayudar, regalar, hacer a alguien sonreír.

  1. Conectar con la gente

Nuestras relaciones con otras personas son lo más importante para nuestra felicidad. Las personas con relaciones sólidas son más felices, más sanas y vivan más tiempo. Nuestras relaciones con familiares y amigos brindan amor, lo que significa, apoyar y aumentar nuestros sentimientos de autoestima.

Ideas de acción

  • Pasar más tiempo con la gente que importa. Chatear con un ser querido o amigo, llamar a tus padres o jugar con los niños. Hacer tres conexiones extras hoy.
  1. Cuide su cuerpo

Nuestro cuerpo y mente están conectados. La actividad nos hace más felices y más saludables. Al instante, mejora nuestro estado de ánimo y nos puede sacar incluso de una depresión. El ejercicio regular nos eleva anímicamente y nos asegura salud mental.

Ideas de acción

  • Ser más activo desde hoy. Bájese de la guagua una parada antes, tome las escaleras, apague el televisor, salga a pasear, cualquier cosa que le ponga en movimiento. Coma alimentos nutritivos, beba más agua.
  1. Observe el mundo que le rodea

Aprende a ser más consciente, bien en nuestro trabajo o en nuestros familiares. Es importante estar en sintonía con nuestros sentimientos y dejar atrás el pasado o las preocupaciones por el futuro.

Ideas de acción

  • Date un poco de espacio en tu cabeza. Por lo menos una vez al día, para y toma cinco minutos para respirar y estar en el momento presente. Observa y aprecia las cosas buenas que te rodean todos los días, grandes o pequeños.
  1. Sigue aprendiendo

El aprendizaje afecta a nuestro bienestar de muchas maneras positivas. Nos expone a nuevas ideas y nos ayuda a estar curiosos y comprometidos. También nos da un sentido de logro y ayuda a aumentar nuestra autoestima y resiliencia.

Ideas de acción

  • Hacer algo por primera vez desde hoy. Comer algo diferente, probar una nueva ruta para llegar hasta el trabajo o hasta la casa de un amigo, leer un periódico diferente o visitar un lugar de interés local que nunca hayas visto. Aprender una nueva habilidad. Cocinar una comida nueva o utilizar una nueva palabra añadida a tu vocabulario.

Aprender algo nuevo

  1. Las metas

Todos tenemos metas que nos motivan y éstas tienen que ser un reto suficiente para excitar, pero también deben ser alcanzables. Si tratamos de intentar lo imposible, esto crea tensión innecesaria. Seleccionar metas realistas pero significativas da dirección a nuestras vidas y trae un sentido de logro y satisfacción al lograrlas.

Ideas de acción

  • Dar el primer paso. Comparte tus sueños. Escucha o habla con personas que ya hayan logrado sus sueños. Esto inspira y te motiva para llegar lejos.
  1. Encontrar formas de recuperarse

Todos tenemos momentos de estrés, pérdidas, fallos o traumas en nuestras vidas. Cómo responder a estos eventos tiene un gran impacto en nuestro bienestar. Muchas veces no podemos elegir lo que nos pasa, pero podemos elegir cómo reaccionamos a lo que sucede. En la práctica no resulta siempre fácil, pero uno de los más emocionantes hallazgos de las investigaciones recientes es que la resiliencia, como muchas otras habilidades de la vida, se puede aprender.

Ideas de acción

  • Pida ayuda desde ya. Confía en un amigo, habla con un experto. Cuando algo te preocupa, haz algo que realmente disfrutes. Cambia tu estado de ánimo y encuentra una nueva perspectiva sobre el problema.
  1. Adopta un enfoque positivo

Las emociones positivas, como alegría, gratitud, inspiración nos ayudan a mejorar, a ampliar nuestra percepción, a aumentar nuestra resistencia y a mejorar nuestra salud física.

Ideas de acción

  • Hacer algo que sabes te hacen sentir bien. Escuchar música, ver algo divertido, salir o llamar a un viejo amigo. Trate de sonreír y decir algo positivo o constructivo cada vez que entre en una habitación. Observe la reacción que obtiene de los demás.
  1. Ser quien eres realmente

Nadie es perfecto. Aprender a aceptarnos a nosotros mismos significa que, cuando las cosas van mal, aumenta nuestro disfrute de la vida, nuestra fortaleza y nuestro bienestar. También nos ayuda a aceptar a los demás como son.

Ideas de acción

  • Pídale a un amigo de confianza o colega que le diga lo que piensa sobre sus fortalezas reales. Ver tus errores como oportunidades para aprender. Aunque los logros sean pequeños, no dejes de tenerlos en cuenta pues son importantes para generarte autovaloración.
  1. Ser parte de algo más grande

Las personas que tienen un significado y un propósito claro en sus vidas son más felices, sienten más autocontrol y sacan más provecho de lo que hacen. También experimentan menos estrés, ansiedad y depresión. ¿Pero dónde encontramos sentido y propósito a nuestra vida? Podría provenir de un trabajo que marca una diferencia, o de nuestras creencias religiosas o espirituales o de nuestra propia familia. Las respuestas varían para cada uno de nosotros, pero todos estamos conectados a algo más grande que nosotros mismos.

Ideas de acción

  • Sentirse parte de algo más grande. Pasar tiempo con niños, visitar lugares inspiradores, contemplar las estrellas o unirse a un grupo o asociación que busque el bien social. Ser más caritativo. Ofertar ayuda a vecinos o amigos, considerar ser voluntariado o dónate, apadrinar a un niño, asociarse a una ONG.

 

Añadir un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies