¿Por qué no puedo comerme un cosmético?

Cuando era joven me gustaba mirarme al espejo, probar nuevos productos cosméticos y fantasear acerca de cómo sería más parecida a una de esas chicas guapas que navegaba por las páginas de las revistas de moda. No me cuidaba en leer los ingredientes de los cosméticos: las escrituras eran demasiado pequeñas e incomprensibles.

Han pasado muchos años desde esos días. Con el tiempo aprendí a cuidar de mi parte que cubría con cosméticos y busco serenidad en lugar de belleza. Por último aprendí a leer las etiquetas.

Gracias a mi formación técnica pasé a estudiar y ver los ingredientes que abarrotan los almacenes de las materias primas de las empresas de cosméticos. Sí, porque solo una pequeña parte de los ingredientes cosméticos son proporcionados por las sustancias funcionales, el equivalente de un ingrediente activo de un medicamento, el resto de la formulación está dada por vehículos y aditivos. Los vehículos son sustancias capaces de hacer que la sustancia cosmética funcional sea aplicable, tal como: agua, lípidos (aceites) y surfactantes. Los aditivos son las sustancias añadidas para mejorar la presentación, estabilidad, funcionalidad, seguridad y agradabilidad de la aplicación. Los aditivos incluyen conservantes que previenen la contaminación microbiana; antioxidantes que previenen la oxidación de las moléculas de lípidos; los agentes quelantes que unen los metales que pueden ser liberados de los contenedores y la tecnología de producción; modificadores reológicos que modifican la tensión superficial de una sustancia; los colorantes que son agradables a nuestros ojos; los perfumes que sofocan las feromonas, fundamentales para encontrar el padre ideal para nuestros hijos; los humectantes que evitan la deshidratación; los surfactantes que estabilizan las emulsiones. Etcétera etcétera.

Ahora cuando paso por un departamento de cosméticos de un supermercado, tengo la sensación de perder el precioso factor de hidratación natural (Natural Moisturizing Factor) de mi piel y de alterar el consolidado equilibrio microbiológico de la piel; me siento como una cobaya de laboratorio, en la espera el juicio inexorable del tiempo: muchos ingredientes sintéticos, autorizados después de protocolos clínicos rigurosos, han demostrado con el tiempo ser disruptores endocrinos, mutagénicos, teratogénicos, carcinogénicos etcétera, etcétera. Sin mencionar el impacto ambiental de muchos ingredientes no biodegradables y aquellos que llegan a causar daños en nuestros hermosos mares y a menudo terminan en nuestro plato de mariscos.

El Árbol filogenético me ha enseñado que todas las formas de vida en el planeta Tierra nacen y evolucionan a partir de un ancestro común. Las células humanas no son tan diferentes de las células vegetales y animales. ¿Cómo podrían mis enzimas naturales metabolizar moléculas sintéticas, producidas en el laboratorio solo por orgullo estético? No es sorprendente, de hecho, que algunos de estos se acumulen con el tiempo como escorias en algún lugar de nuestro cuerpo.

Por no mencionar los gastos. El costo de un cosmético generalmente es solo por el 3-10% debido a los ingredientes, el resto está dado por el marketing, la publicidad y la imagen.

Y en fin, sé que nuestros preciosos fibroblastos (células de la piel) se nutren por la alimentación (absorción intestinal) y por los cosméticos (absorción por la piel), entonces me pregunto ¿por qué no puedo comer un cosmético?

Cultivar nuestra belleza en el jardín o en el balcón, a partir de frutas y verduras orgánicas es un gesto de amor y respeto por nosotros mismos y nuestro entorno.

Antonella Valeriani

1 Comentarios

  • Ana Posted 21 marzo, 2018 19:22

    Me interesa, felicidades.

Añadir un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies